La Capilla de la Bolsa Oferta Groupon

Ayer fuimos a La Capilla de la Bolsa, un local muy lujoso al que no se nos hubiese ocurrido entrar si no hubiera sido por la oferta de Groupon, porque siempre nos ha dado la impresión de estar fuera de las posibilidades de nuestro bolsillo. Su principal reclamo es una localización excelente, a dos pasos de Sol y en un bello edificio que antaño fue capilla barroca, Bolsa de Madrid y finalmente restaurante. Además ofrecen música en directo, y el trato y el ambiente son de lo más exclusivo. Muchos camareros para pocas mesas te aseguran que no te faltará nada. Los cuartos de baño están limpísimos y hasta disponen de cepillos de dientes. La pega es que tanto lujo tiene un precio. 

Cuando llegamos a La Capilla de la Bolsa, indicamos que teníamos reserva, nos recibieron cordialmente y nos acompañaron a nuestra mesa. Lo primero que nos llamó la atención fue la decoración de la sala que ellos denominan “La Capilla”. El techo abovedado, el pan de oro, la yesería, los mosaicos de las paredes y un piano de cola recrean una atmósfera muy fastuosa. Además, a los diez minutos de llegar, empezó a tocar un pianista, que amenizó toda la comida.

Salón "La Capilla" - La Capilla de la Bolsa

Salón “La Capilla” – La Capilla de la Bolsa

 

La oferta de Groupon consistía en un menú de 2 entrantes, 2 primeros, 2 postres y bebida para dos personas, y nos obsequiaron con una copa de cava y unas aceitunas como bienvenida.

Para beber podías elegir entre cerveza, refresco, agua o una botella de vino por cada 2 personas. En nuestro caso optamos por una botella de agua y por un tinto de verano. El tinto de verano tenía un sabor intenso y creo que llevaba un poco de vermut.

Copa de cava de bienvenida - La Capilla de la Bolsa

Copa de cava de bienvenida – La Capilla de la Bolsa

 

Los entrantes

De primero, elegimos risotto de champiñón a la trufa y timbal de berenjenas. El risotto me defraudó bastante, pues le faltaba cremosidad. Me dio la impresión de que cuecen el arroz blanco por un lado, y saltean los champiñones por otro, y lo juntan todo a la hora de servir. No parecía estar bien acoplado. Además, si no me equivoco no llevaba queso. A su favor puedo decir que el punto de cocción del arroz era perfecto y la calidad de los ingredientes me pareció bastante buena. Así que compensando una cosa con la otra salía un plato mediocre.

Risotto de champiñón a la trufa - La Capilla de la Bolsa

Risotto de champiñón a la trufa – La Capilla de la Bolsa

 

El timbal de berenjenas con couscous y aceite de albahaca, era un entrante frío en el que destacaba el sabor del pimiento asado sobre el resto de ingredientes, cubriendo un poco el sabor de la berenjena asada. El aceite de albahaca que lo aderezaba le daba un toque muy fresco. Un plato bueno, pero no espectacular.

Timbal de berenjenas - La Capilla de la Bolsa

Timbal de berenjenas – La Capilla de la Bolsa

 

Los principales

Como plato principal escogimos el lomo de buey y el salmón. Los segundos estuvieron mejor que los primeros. La carne era de buena calidad, jugosa y sabrosa, y me la sirvieron poco hecha, tal y como la pedí. Sobre la guarnición, la cebollita estaba muy rica al igual que la patata, aunque esta última me resultó escasa.

Lomo de buey al carbón - La Capilla de la Bolsa

Lomo de buey al carbón – La Capilla de la Bolsa

 

El otro plato, el lomo de salmón, estaba acompañado de una salsa de pimienta rosa muy cremosa y con un atractivo tono rosado. El punto de cocción del salmón estaba perfecto. El único problema era tener cuidado por la cantidad de pimientas enteras que contenía la salsa, ya que era fácil masticarlas sin querer. Menos mal que al ser pimienta rosa el sabor es bastante más suave que la negra, porque Mrs Foodie se comió varias accidentalmente.

Salmón a la pimienta rosa - La Capilla de la Bolsa

Salmón a la pimienta rosa – La Capilla de la Bolsa

 

Los postres

Sin duda los postres fueron nuestra parte favorita del menú. Pedimos los dos que se nos ofrecían como alternativas: manjar de chocolate blanco al Marc de Champagne y coulis de menta, y nueva versión del archiconocido After Eight.

El de chocolate blanco me enamoró, e inmediatamente entendí por qué este postre ha ganado varios premios. Me encanta el chocolate blanco, así que un postre bien hecho con este ingrediente me suele gustar bastante. Tenía una textura muy ligera, parecida a la de una mousse. El toque del champagne apenas lo noté, pero tampoco lo eché de menos. El coulis de menta iba como acompañamiento, y pareció un contrapunto muy acertado.

Manjar de chocolate blanco al Marc de Champagne - La Capilla de la Bolsa

Manjar de chocolate blanco al Marc de Champagne – La Capilla de la Bolsa

 

La versión del After Eight de La Capilla de la Bolsa es un dulce de chocolate negro con textura similar a la de una trufa. Ideal para los grandes amantes del chocolate como Mrs Foodie. Tenía un relleno muy ligero de coulis de menta, y una fina base abizcochada. Una combinación perfecta.

After Eight trufado - La Capilla de la Bolsa

After Eight trufado – La Capilla de la Bolsa

 

La cuenta

Y ahora, hablemos de números. Esta oferta de Groupon cuesta 34,95€ (precio para dos personas), o bien 49,95€ si quieres disfrutar de la oferta jueves y viernes para cenas, o sábados y domingos (comida o cena). Nos parece un precio reducido si tenemos en cuenta la calidad, atención y servicio que nos ofrecieron en el restaurante. Además, comparando el coste de la oferta con los precios de los platos de la carta de La Capilla de la Bolsa, queda claro que nos hicieron un buen descuento.

No obstante, creemos que falla un poco la degustación de los platos. Se nota que usan ingredientes de calidad, pero ningún plato nos resultó espectacular (a excepción de los postres), algo que sin duda hubiera hecho que quisiéramos repetir la visita y hubiera completado la experiencia de exclusividad que intenta ofrecer el restaurante.

FICHA

Nombre: Restaurante La Capilla de la Bolsa

Dirección: Calle de la Bolsa, 12, 28012 Madrid

Reservas: Teléfono 91 521 86 23 / Reservas web (Cerrado lunes todo el día y martes al mediodía.)

Precio medio en sala: 60€ por persona (entrante + principal + postre + bebida). Menú brunch (sábados y domingos de 12 a 15 h) por 35€.

Aparcamiento: Lo más fácil es llegar en transporte público. Si prefieres llevar tu coche, tienen un párking concertado en la Plaza Mayor.

Nuestra recomendación:  Precio alto como consecuencia de la localización, la música en directo y el excelente servicio. Ambiente exclusivo recomendable para celebrar una ocasión especial, pero sin ningún plato que nos llame especialmente la atención. Nos encantaron los postres, así que asegúrate de guardar sitio para un dulce.

You may also like...

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *